A grandes rasgos…

Los Misioneros del Espíritu Santo somos una Congregación religiosa católica, fundada en México en 1914. 

Esto significa que, en la larga historia de la Iglesia, somos una Congregación relativamente “joven” que acaba de cumplir sus primeros 100 años de vida. Nacimos para el mundo y la Iglesia en plena Revolución mexicana, años de violencia y dura persecución religiosa. Después nos tocó vivir esa otra revolución que fue el Concilio Vaticano II, que como a otros muchos, removió los cimientos de nuestra identidad y misión.

Además de “joven”, somos una Congregación relativamente “pequeña”: algo más de 300 Misioneros del Espíritu Santo, con presencia sobre todo en México, pero también en otros países como Colombia, Costa Rica, Guatemala, Panamá, Brasil, Estados Unidos, España e Italia.

Nuestra Espiritualidad se centra en el sacerdocio de Jesús, es decir, en una vida:

  • apasionada por Dios y el proyecto de su Reino.
  • marcada por la contemplación y la solidaridad.
  • habitada por una actitud de entrega, ofrenda y donación “para que otros tengan vida”.

Desde ahí, nuestra misión es principalmente sacerdotal, esto es:

  • promueve el sacerdocio en la Iglesia, tanto el de los laicos como el de los ministros ordenados, y por ello se centra en la construcción de la Iglesia como Pueblo sacerdotal, llamado a la comunión con Dios y a generar relaciones de inclusión y equidad en el servicio a los demás,
  • y desde ahí busca promover procesos de santidad que se concreten en un vida espiritual profunda, en el desarrollo humano y un definido compromiso de solidaridad con los demás, especialmente con los pobres y marginados.

Cómo nos organizamos:

Nuestra Congregación tiene un Consejo general y tres Provincias: Provincia de México, Provincia Félix de Jesús y Provincia Cristo Sacerdote. Las dos primeras nacieron en 1992 y la tercera en el 2002.

El Superior general -junto con su Consejo- recibe de Dios la misión pastoral de coordinar y animar al conjunto de la Congregación. Por eso es el primer impulsor de la caridad, promotor de nuestra vida y misión y signo de unidad en la Congregación.

Por su parte, los Superiores provinciales -y sus consejos- son los promotores de la vida y misión de la Congregación en su Provincia, a través de sus miembros y comunidades.

Consejo General: msps.org
Provincia Félix de Jesús: mspspfj.org
Provincia de Cristo Sacerdote: mspsusa.org

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *