Postulantado

El postulantado es la primer etapa de formación. Su objetivo es clarificar los signos vocacionales que experimenta el candidato. Se realiza viviendo en una comunidad de Misioneros del Espíritu Santo, donde se recibe el acompañamiento y la capacitación necesaria, se participa de algún encargo pastoral y se tiene una experiencia laboral. Su duración es de un año.
Las comunidades donde se realiza el Postulantado son en la actualidad:
San José del Altillo, un templo con intenso trabajo pastoral con jóvenes, adultos y en lo social.
Xochitepec, zona indígena en la Montaña de Guerrero
Tuxtla Gutiérrez, una parroquia con intenso trabajo pastoral con jóvenes, adultos y en lo social.