Del 31 de julio al 4 de agosto, en la Casa Ágora de Querétaro, se dieron cita 52 hombres de fuego que buscaban un llamado en Monte Ignis. Durante estos 5 días, estos jóvenes se dieron a la tarea de percibir el llamado de Dios y tomar una decisión que marcara su vida. Con el acompañamiento del equipo de Promoción Vocacional, de la Incubadora Vocacional, de los Sherpas y de los Misioneros del Espíritu Santo, se pudo generar una dinámica de reflexión, de interiorización y de conocimiento de la Congregación.

En esta experiencia Mi Mejor Versión hubo momentos para todo: para jugar fútbol, para realizar adoración nocturna, para cantar, para celebrar cumpleaños y para conocer más de cerca la humanidad de los Misioneros. Al final, las elecciones fueron de todo tipo: chicos que optaron por entrar al Postulantado; otros, por comenzar el Aspirantado; algunos más, por conocer más de cerca la Congregación; y los demás, por entrar en un proceso de acompañamiento que los ayude en cualquier opción de vida que elijan.

Esperamos que sean muchos más los Hombres de Fuego que se atrevan a vivir esta experiencia de Monte Ignis y a descubrir cuál es el sueño de Dios para cada uno de ellos.